Blogia
bibliotecaieselportillo

¡¡¡¡Empieza enero con energía!!!!

¡¡¡¡Empieza enero con energía!!!!

Te proponemos descubrir la obra...

EL PEZ DORADO

 J.M.G Le Clézio

 

Quem vel ximimati
in ti teucucuitla michin.

Oh, pez, pececillo dorado, ¡ten mucho cuidado!
Son muchas las redes y trampas que te tiende este mundo.

 

 

Fragmento:

 

Hubo un tiempo en el que la luna estaba tan cerca de la tierra que se podía tocar con la punta de los dedos, un tiempo en el que el mundo que nos rodea, el mundo que conocemos no existía, pues no había pueblos, ciudades, provincias, regiones o países, solamente tribus de seres humanos desperdigadas por todo el globo terráqueo. Estos seres humanos no se regían por leyes dictadas por un gobierno, sino por las leyes naturales, las leyes impuestas por la mismísima madre naturaleza, que guardaba una perfecta armonía entre todos sus elementos. Sin embargo no eran los seres humanos los únicos pobladores del planeta tierra, pues había otros seres que vivían en él, se trataba de los térreos.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres