Blogia
bibliotecaieselportillo

SEGUIMOS DESCUBRIENDO....

LOS GIGANTES DE LA LUNA

Gonzalo Moure

Pablo creyó que el niño se llamaría Sálamo, porque un niño que adoptaron sus primos el verano pasado se llamaba así. Empezó a buscar información sobre el Sahara en enciclopedias y en muchos sitios más. El desierto, los camellos, los hombres con turbantes y todo aquello le llamaba mucho la atención.

Su sorpresa fue cuando un día al llegar a su casa, su madre le contó que ese niño de Sáhara no iba a ser un niño, sino ¡una niña! A Pablo le pareció una noticia dolorosa. Cuando fueron a recogerla al aeropuerto, vio que era una niña con una sonrisa preciosa unos ojos negros y el pelo con brillos rojizos. Su madre enseguida le encanto Naísma, que así se llamaba la niña, mientras que Pablo permanecía distante.

 

¡ÁNIMATE, DESCUBRE, DISFRUTAY LEE!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres