Blogia
bibliotecaieselportillo

DÍA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA

DÍA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA

El próximo 30 de enero se celebra el Día Escolar de la No Violencia. Cabe preguntarse por qué existe tal celebración y por qué se trata de un día escolar. Se celebra porque la violencia es una realidad cotidiana y diaria en todos los países del mundo. Y es un día escolar porque ni siquiera las aulas se libran de las actitudes violentas.

Quien mejor lo sabe es Llorenç Vidal, una persona muy comprometida con la convivencia en las aulas que actualmente es inspector de educación en la provincia de Cádiz. No en vano, él es el fundador de este Día. Se celebra el 30 de enero, en el aniversario de la muerte de Mohatma Gandhi, y propugna “una educación permanente en y para la concordia, la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los derechos humanos, la no violencia y la paz”.

Se fundó en 1964 “como una iniciativa no estatal, ni gubernamental, totalmente independiente, libre y voluntaria de educación no violenta y pacificadora”, según palabras de su fundador.

El mensaje que quiere transmitir reza: “Amor universal, no violencia y paz. El amor universal es mejor que el egoísmo, la no violencia es mejor que la violencia y la paz es mejor que la guerra”.

La idea inicial es que el Día Escolar de la No Violencia y la Paz debe llevarse a cabo de forma vivencial, implicando a los alumnos activamente y permitiendo la aplicación en cada centro educativo según su propio estilo didáctico.

“Sin diferencias de raza, de lengua ni de pensar, en un abrazo fraterno... Defensores de la vida, sin armas para matar, cual ciudadanos del mundo, unamos para cantar, nuestro aliento, mensajeros de amor, no violencia y paz”. Esta es parte de la letra del himno del Día Escolar de la No violencia y la Paz. Su mera existencia recuerda que la violencia sigue presente en el mundo y que erradicarla es cosa de todos. No hay que irse a países lejanos para imaginarla. En nuestra vida cotidiana también está presente, en el roce diario con compañeros, profesores, familiares...

Ahora, y aunque sólo sea por un día, la piedra está en el tejado de los centros escolares. Son vuestros colegios los que han de organizar los actos que consideren oportunos para que la celebración de este Día no sea una fecha más en el calendario, sino que implique el compromiso de alumnos y profesores para recordar que la paz es cosa de todos.*

Pido la paz y la palabra
BLAS DE OTERO
Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre
aquel que amó, vivió, murió por dentro
y un buen día bajó a la calle: entonces
comprendió: y rompió todos sus versos.
Así es, así fue. Salió una noche
echando espuma por los ojos, ebrio
de amor, huyendo sin saber adónde:
a donde el aire no apestase a muerto.
Tiendas de paz, brizados pabellones,
eran sus brazos, como llama al viento;
olas de sangre contra el pecho, enormes
olas de odio, ved, por todo el cuerpo.
¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces
en vuelo horizontal cruzan el cielo;
horribles peces de metal recorren
las espaldas del mar, de puerto a puerto.
Yo doy todos mis versos por un hombre
en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,
mi última voluntad. Bilbao, a once
de abril, cincuenta y tantos.

* Fuente: Aula del Mundo. Periódico digital El Mundo. 23 de enero de 2009. Enlace: http://aula2.el-mundo.es/aula/noticia.php/2002/01/23/aula1011718075.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres