Blogia
bibliotecaieselportillo

ENTREGA DEL PREMIO CERVANTES

La escritora recibe hoy de manos de S.M. el rey D. Juan Carlos I el galardón que reconoce su trayectoria literaria. El acto tiene lugar en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, como es tradición.

Las damas de la Corte empezaban a sentir un agradable cosquilleo en la nunca, que se esparcía cálidamente al resto de sus personas, no se trataba nunca de mujer vieja o contrahecha. Al contrario, las de tez delicada, cabellos  más hermosos y formas más sugerentes eran quienes recibían tan honor. Pero como, al fin y al cabo, se trataba de un niño, mostraban hacia él un talante afectuosamente maternal impregnado de cierta afectación, que a todas luces indicaba la poca exactitud de tal sentimiento. A menudo le halagaban y le traían manjares, dulces o caprichos que adivinaban creían de su preferencia. En general, el rey aceptaba todo esto con digna complacencia, pero, en alguna ocasión, si la excesiva solicitud venía de alguien que no le era particularmente agradable, se mostró dotado de aguda capacidad de burla, ironía e incluso, en ocasiones, malos modales. Y aunque su madre le amonestó en la intimidad porque lo que dijo era impropio de un caballero, Gudú comentó:

-          Pues a fe mía, si bien es cierto lo que decís, no lo es menos que esa dama no volverá a importunarme. Y en cuanto a los que es propio o no de caballero, os diré que, aunque muy lejos están los interesados en saberlo, he podido atisbar tales modales, y aun peores, en muy atildados caballeros de esta Corte.

 

Ardid entonces dijo algo que, inmediatamente, juzgó inoportuno y la hizo ruborizar.

 

-          Guardad, pues, para en privado, lo que en privado sorprendisteis.”

 

                                                    (Fragmento de Olvidado rey Gudú, de Ana María Matute)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres